Servicios logísticos

Los contenedores en el transporte de carga

Comparte este artículo con tus amigos:

Si te interesa incursionar en el mundo de la logística, es importante que conozcas todo sobre los contenedores, elementos de almacenamiento usados para transportar grandes cantidades de carga de manera fácil.

Como su nombre da a entender, los contenedores son “envases” de gran tamaño usados para almacenar y transportar carga de todo tipo por barco, avión, o transporte terrestre.

Los contenedores se fabrican en diversos tamaños y formas, adaptados al tipo de transporte y carga al que serán destinados.

Además, los contenedores son considerados los equipos más usados para el transporte multimodal de carga en el mundo entero.

En cada puerto del planeta hay cientos de contenedores apilados en sus muelles en proceso de carga y descarga.

El gran tamaño de estas cajas y el uso de medidas estandarizadas facilitan llevar en ellos objetos pesados o voluminosos como vehículos pequeños y maquinaria industrial.

Tienen espacio de sobra para llevar en su interior, electrodomésticos de línea blanca, mobiliario, motores de distinto tipo y palés de ropa, calzado y artículos electrónicos de todo tipo.

Breve historia de los contenedores

El contenedor de transporte multimodal moderno fue creado a mediados del siglo XX por el empresario naviero estadounidense Malcom McLean.

McLean estaba preocupado por la ineficiencia en el manejo de los espacios de carga en barcos, trenes y camiones.

Además, la diversidad de embalajes que debían mover las grúas y trabajadores aumentaba los índices de daños a la mercadería y generaba mayores gastos logísticos.

También le preocupaba el excesivo tiempo y esfuerzo que implicaba pasar una carga de un tren a un barco, o viceversa, al tener que manejar muchos embalajes individuales.

Su objetivo era crear un sistema estandarizado que permitiera llevar más carga en el mismo espacio y que además facilitara moverla en menos tiempo.

Tras varios estudios, decidió que la forma ideal era usar un almacenamiento móvil en forma de cajón paralelogramo, metálico y resistente, en cuyo interior las cargas se colocarían según su tipo o proveedor.

En lugar de movilizar muchos empaques, solo era necesario colocarlos en un contenedor y moverlo todo de un barco a un tren o viceversa, con una sola grúa.

El 26 de abril de 1956 McLean despachó el primer embarque de carga marítima en contenedores desde Nueva York a Houston (Texas).

Ese día el contenedor marcó una revolución en el transporte de mercancías tal y como se hacía hasta esa fecha.

El uso de contenedores aumentó considerablemente el margen de ganancia de las navieras y empresas transportistas, al reducir los costos de la gestión de piezas individuales.

Además contribuyeron a aumentar la seguridad de la carga, el seguimiento de los despachos puerto a puerto y a reducir los tiempos de transporte.

¿De qué están hechos los contenedores?

En general, los contenedores se fabrican con acero laminado autoxidante, o acero Corten, aunque también pueden fabricarse en aluminio.

Actualmente han aparecido contenedores fabricados en madera contra enchapada reforzada con fibra de vidrio.

El suelo de los contenedores es de acero o aluminio, recubierto de tablas de madera. En los modelos “ecológicos” también se usan pisos con láminas de bambú.

Los contenedores cuentan con recubrimiento interno contra la humedad y sellos de goma en las puertas para mantener su interior protegido del ingreso de agua y el polvo.

¿Cuáles son las características de un contenedor?

En primer lugar, la función principal de los contenedores es llevar la carga de manera segura y aprovechar al máximo el espacio en los medios de transporte.

Por esto, los fabricantes de contenedores deben proteger su contenido contra los elementos del clima, especialmente la humedad, así como contra golpes.

Medidas estandarizadas:

Para facilitar su uso a nivel internacional, se usan medidas estandarizadas para los contenedores, según el tipo de carga o forma de transporte en que serán usados.

A tal fin, los fabricantes se basan en la normativa ISO-668 de la International Organization for Standarization, razón por la cual también se les llama contenedores ISO.

La aplicación de las normas ISO tiene muchas ventajas, comenzando por darles un mayor nivel de resistencia y protección a su contenido.

Otra es que el uso de medidas estandarizadas facilita su colocación en barcos de carga, trenes, camiones y aviones.

Como norma se han estandarizado las siguientes medidas para los contenedores de carga multimodal:

1) Longitudes que van desde los 8 hasta los 53 pies, diferenciadas así:

  • 8 pies (2,44 metros)
  • 10 pies (3,05 metros)
  • 20 pies (6,10 metros)
  • 40 pies (12,19 metros)
  • 45 pies (13,72 metros)
  • 48 pies (14,63 metros)
  • 53 pies (16,15 metros)

2) El ancho se mantiene en una medida estándar de 8 pies (2,44 metros)

3) Dos tipos de altura: una de 8,49 pies (2,59 metros) y otra de 9,45 pies (2,89 metros)

A nivel internacional los contenedores más usados son los de 20 y 40 pies de longitud.

Estos poseen un volumen de almacenamiento interno de 32,6 m³ y 66,7 m³, respectivamente y pueden llevar de 28 a 30 toneladas de carga máxima.

Seguridad:

Los contenedores poseen en cada esquina un espacio para el alojamiento de los enganches denominados twistlocks, o cierres de giro.

Estos cierres “aseguran” un contenedor al ubicarlo directamente debajo, evitando bamboleos y movimientos peligrosos durante la movilización por tierra, aire o mar.

Además facilitan el enganche y levante por parte de las grúas en puertos y áreas de carga y descarga.

Es de destacar que las puertas de los contenedores metálicos cuentan con barras de acero que se pueden sellar con candados y precintos de seguridad.

Identificación:

Debido a que existen millones de contenedores en tránsito en todo el mundo, se estandarizó también el marcaje de identificación de cada uno.

Esta identificación se basa en la norma ISO-6346, que usa un código de 11 números y letras para indicar quién es el propietario del contenedor, su uso principal y su número de serie.

Las primeras tres letras identifican a la compañía dueña del contenedor y son asignadas por la Bureau International des Containers et du Transport Intermodal (BIC).

La cuarta letra varía según el uso del contenedor, es decir, si es para llevar carga, como equipo auxiliar o adosable o para usarse sobre chasis o trailers de camiones.

Los siguientes 6 dígitos numéricos identifican el contenedor y el último es un número verificador calculado por algoritmos matemáticos que avala los dígitos y letras anteriores.

Conclusión

La logística del transporte internacional es un tema complejo que requiere un conocimiento de los procesos de carga y despacho a nivel mundial.

En Alfa Trading estamos listos para asesorarte y ayudarte en el éxito de tus procesos de exportación e importación de mercancías.

Alfa Trading es una de las empresas más reconocidas de Paraguay en el manejo de carga marítima y fluvial, carga aérea y transporte terrestre internacional.

¡Podemos ayudarte a que tu carga se movilice de la manera más rápida, eficiente y sobre todo con el máximo ahorro para tu empresa!

Tambien te puede interesar: