Servicios logísticos

Conoce los tipos de contenedores más recomendados

Comparte este artículo con tus amigos:

En el mundo de la logística es muy importante saber escoger los contenedores adecuados para el traslado de tus cargas.

En este artículo te hablaremos sobre los tipos de contenedores más recomendados que puedes usar según el tipo de carga que quieras movilizar.

Aunque existe una gran variedad de tipos de contenedores, se puede resumir en una pequeña lista los más recomendados y utilizados para enviar carga de un continente a otro.

Esta lista incluye los siguientes tipos de contenedores:

  • Dry Van
  • Reefer o refrigerados
  • Open Top
  • Open Side
  • Flat Rack
  • Cisterna o Tank
  • Flexi-Tank

¿Cuál es la diferencia entre cada uno? ¡Vamos a explicártelo!

Contenedor Dry Van

El contenedor Dry Van es el más usado en el mercado logístico. Es el mismo que conoces como contenedor estándar, de 20 a 40 pies de longitud.

Su construcción es básica y está cerrados herméticamente, sin sistema de refrigeración ni de ventilación.

El contenedor Dry Van es adecuado para que lleves cualquier tipo de carga seca en pallets, cajas o bolsas.

Una de sus variedades es el tipo High Cube, que tiene una mayor altura (9,6 pies o 2,92 metros), lo que le da un 13% más de capacidad.

El contenedor Dry Van del tipo High Cube se usa para llevar cargas más pesadas como tabaco, carbón y otros.

Contenedor refrigerado o Reefer

El contenedor Reefer está equipado con sistemas de refrigeración o calor que permiten mantener su contenido a una temperatura controlada en rangos de -18º C hasta los 30º C.

Cuenta con medios de conexión a fuentes de energía en puertos, camiones de carga, barcos, aviones o incluso a generadores portátiles, si es necesario.

De esta manera, se mantiene la temperatura de su contenido durante todo el trayecto desde el origen hasta el destino.

El contenedor Reefer se fabrica en tamaños de 20 y 40 pies, además de en formato High Cube.

Es perfecto si quieres transportar cargas que necesitan mantener una temperatura baja, la mayoría de las veces cercana a los 0 grados centígrados.

Esto incluye productos cárnicos, frutas en conserva, pescado y otros alimentos de origen orgánico.

Contenedor Open Top

Un contenedor Open Top es similar al contenedor estándar, pero su lado superior es un techo removible en lona.

En el contenedor Open Top puedes llevar mercancías que sobresalen en altura o muy voluminosas.

Ejemplos de este tipo de cargas son las láminas de granito o mármol, maquinaria pesada como payloaders y cargadores, etc.

Su apertura superior permite una carga y descarga mucho más rápida.

Debes tener en cuenta que al fletar un contenedor Open Top se suelen hacer contratos suplementarios para cubrir carga “sobresaliente”.

De esta manera, se busca compensar lo que se deja de transportar en contenedores adicionales.

Contenedor Open Side

El contenedor Open Side es un tipo de contenedor estándar, de 20 a 40 pies de largo, pero que en este caso está abierto totalmente por uno de sus lados.

Es muy útil si quieres llevar cargas cuyo tamaño o forma no permiten que pasen por la puerta trasera de un contenedor convencional.

Contenedor Flat Rack

Muy usado en la carga industrial, el contenedor Flat Rack se asemeja a un contenedor Open Top, pero abierto tanto por arriba como por los costados.

Solo poseen la pared delantera y trasera, pero toda la estructura está elaborada con materiales reforzados para permitir el transporte de cargas muy pesadas o que exceden la altura de un contenedor High Cube.

El contenedor Flat Rack se usa para llevar cargas especiales de gran tamaño, como autobuses o camiones con accesorios de gran altura.

También se usa para llevar maquinaria extra-ancha o con formas que no entran en contenedores clásicos.

El contenedor Flat Rack facilita la colocación vertical de cargas usando grúas.

De ser necesario, se pueden retirar sus paredes anteriores y posteriores, útil para colocar vehículos o maquinaria rodante.

Las empresas de logística suelen cobrar suplementos al contratar un contenedor Flat Rack, de manera similar a lo que ocurre con el contenedor Open Top.

Contenedor cisterna o Tank

El contenedor cisterna o contenedor Tank te permite transportar líquidos a granel, tanto peligrosos como no peligrosos.

Está conformado por una cisterna similar a las usadas en los chasis de camiones, ensamblada dentro del marco de un contenedor marítimo convencional de 20 pies.

El depósito del contenedor cisterna está firmemente unido al marco del contenedor y puede tener aislamiento térmico o calefacción.

Además cuenta con sensores para vigilar la temperatura del contenido.

El uso de un contenedor cisterna implica un cierto desperdicio de espacio, pues por razones de seguridad no pueden llenarse por encima del 80% de su capacidad para evitar derrames durante el transporte.

Incluso en casos excepcionales, el límite no podrá pasar del 95 de la capacidad del tanque para evitar problemas con la expansión térmica del contenido.

Contenedor Flexi-Tank

El contenedor Flexi-Tank es en realidad una adaptación de un contenedor estandar Dry Van de 20 pies (6 metros) de longitud.

A un contenedor estándar se le coloca en su interior una bolsa hinchable de polietileno denominada Flexibag, con capacidad de entre 12.000 a 26.000 litros.

Esta bolsa Flexibag está diseñada para ser usada una sola vez.

El contenedor Flexi-Tank se usa para transportar líquidos peligrosos como sustancias químicas tóxicas o corrosivas, líquidos combustibles, parafina, aceites y otros.

Pero también son ideales para llevar agua potabilizada, concentrado de frutas, mosto de uvas, productos lácteos y otros líquidos para consumo humano o animal.

El contenedor Flexi-Tank tiene ventajas desde el punto de vista sanitario con respecto a los contenedores cisterna, que requieren una limpieza profunda cada vez que se usan.

La bolsa hinchable Flexibag es instalada en el interior del contenedor Dry Van por personal especializado y al finalizar el transporte se retira de este y se le puede dar un uso diferente o ser desechada.

A su vez, el contenedor Dry Van queda listo para usarse en el transporte de cargas secas a otros destinos.

Esto implica que el contenedor Flexi-Tank no genera gastos por retorno en vacío ya que solo se debe contratar un flete One-Way.

Tampoco hay que pagar por una limpieza costosa como en el caso de un contenedor cisterna clásico.

Otra ventaja es que te permite adaptar fácilmente un contenedor común para llevar líquidos.

Esto es importante en momentos en que haya poca disponibilidad de contenedores tipo Tank disponibles en el mercado de fletes.

Conclusión

Si el tema te interesa pero no sabes qué tipo de contenedor escoger para tu carga, en
Alfa Trading estamos listos para asesorarte y darte la orientación que necesites.

Nuestros expertos te pueden ayudar a seleccionar los mejores contenedores y medios de transporte para tu carga.

Ponemos a tu disposición nuestra amplia experiencia en el transporte de carga marítima y fluvial, transporte aéreo y carga terrestre.

Somos expertos en logística para exportaciones e importaciones de productos de todo tipo desde Paraguay y cualquier lugar del mundo.

Tambien te puede interesar: