Servicios logísticos

Ventajas de contratar servicios de transporte aéreo

Comparte este artículo con tus amigos:

El transporte aéreo o flete aéreo, es hoy en día el medio más rápido para el traslado de personas y carga a través de largas distancias.

El desarrollo tecnológico en la aviación ha permitido construir aviones cada vez más grandes y eficientes en el uso de combustible, equipados con sistemas de navegación y seguridad de última generación.

En regiones inhóspitas que carecen de infraestructura portuaria o vial, el transporte aéreo suele ser el único medio de conexión con el resto del mundo.

Como transporte aéreo entendemos el servicio de traslado de carga o pasajeros mediante el uso de aeronaves.

Evolución del transporte aéreo

Las aeronaves construidas a principios del siglo XX eran muy sencillas y tenían poca capacidad de carga, por lo que solo servían para trasladar una o dos personas.

Posteriormente fueron mejorando los diseños y materiales de construcción y las aeronaves aumentaron su capacidad de carga y velocidad de desplazamiento.

Para la I Guerra Mundial los aviones ya podían llevar cargas como bombas ligeras y ametralladoras y en poco tiempo surgieron modelos que llevaban mercancías.

Esto incluía correspondencia, pertrechos y alimentos para las tropas o para poblaciones remotas, aunque en poca cantidad.

En la II Guerra Mundial la industria de la aviación tuvo un repunte espectacular y surgieron modelos con capacidad para llevar varias toneladas de equipo.

Al finalizar la contienda grandes flotas de aviones militares fueron destinados al transporte masivo de carga en todo el mundo.

En 1958 un grupo de aerolíneas de EEUU y Gran Bretaña pusieron en servicio el primer avión con motor a reacción para transporte comercial.

Luego, en 1970 entró en servicio el Boeing 747, el avión a reacción más grande de su época, que puede llevar hasta 500 pasajeros o más de 90 toneladas de carga, según su configuración.

En paralelo, se crearon nuevos sistemas de carga y descarga en los aviones y se desarrollaron modelos de contenedores especiales para ambientes presurizados y no presurizados.

Actualmente y gracias a la existencia de modelos de aviones de gran tamaño diseñados exclusivamente para labores de carga, este medio es el segundo más usado, solo superado por el transporte marítimo.

Características del transporte aéreo

En 1944 se firmó el Convenio de Chicago, donde 57 empresas de 31 países acordaron las primeras regulaciones del transporte aéreo.

A principios de la década de 1970 el auge del transporte multimodal llevó a los operadores aéreos a estandarizar sus métodos de carga y descarga para reducir tiempo y costos.

Este proceso es similar al que ya se estaba consolidando en otros sectores como el transporte marítimo a raíz de la implementación del uso de los contenedores metálicos de 20 y 40 pies de longitud.

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA por sus siglas en inglés) asumió en 1969 la normalización de la carga aérea.

Entre estas medidas, estableció que la carga debía llevarse agrupada en unidades contenedoras, con medidas y forma estandarizadas, siguiendo el ejemplo del transporte marítimo.

Además se estableció el uso obligatorio de mecanismos de retención de la carga, bajo la denominación “Tie Down Equipment”.

También se definieron las características de los equipos de carga y descarga usados en los aviones, o “Unit Load Devices (ULD)”.

Otra norma establecida fue que se usara el término FTK (Freight Tonne-Kilómeter” como unidad de medida del transporte aéreo.

Un Freight Tonne Kilometre (FTK) equivale a 1 tonelada métrica de carga transportada por 1 kilómetro de distancia.

El FTK toma en cuenta el hecho de que la distancia influye tanto en los costos de flete como el propio peso de la carga.

¿Qué tipo de aviones se usan en el transporte aéreo?

Los aviones comerciales se destinan principalmente para el traslado de pasajeros y solo cuentan con una capacidad limitada de carga en sus bodegas.

Sin embargo, hoy existen varios modelos de aviones diseñados especialmente para labores de transporte de carga.

Estos aviones poseen un fuselaje más ancho y alto que una aeronave de pasajeros o de uso mixto (carga y pasajeros).

Además poseen equipos de retención y seguridad especiales para sus contenedores, así como equipos para facilitar la carga y descarga de mercancía.

Otra característica es que cuentan con compuertas más grandes para facilitar el ingreso y salida de contenedores o cajas grandes.

Los más grandes pueden incluso abrirse por el extremo delantero, separando la cabina del piloto del resto del fuselaje gracias a un sistema especial de bisagras.

Otros permiten la carga por la parte posterior, facilitando el ingreso de vehículos o contenedores más largos.

También poseen tren de aterrizaje más robusto que les permite tomar tierra en pistas con bajo mantenimiento o no asfaltadas.

Ventajas y desventajas del flete aéreo

El transporte aéreo tiene ventajas y desventajas que debes tomar en cuenta si quieres contratar el flete de mercancías a través de este sistema.

Destaca su rapidez. En promedio un avión a reacción de carga vuela por encima de los 700 kilómetros por hora.

Esto es importante si el tiempo de entrega de tus productos es crítico, como en el caso del transporte de productos perecederos.

Una vez levantado el vuelo, los aviones pueden viajar por muchas horas y cubrir largas distancias antes de necesitar un aterrizaje para repostar combustible.

Además, las rutas aéreas suelen ser más cortas pues se utilizan trayectos con menos desvíos que los utilizados los usados por el transporte terrestre o marítimo.

El transporte aéreo no se ve limitado por la geografía, como mares, lagos o montañas.

En cuanto a sus desventajas, sufren de limitaciones en el peso y volumen de la carga que pueden llevar.

El flete aéreo requiere una infraestructura muy costosa. La construcción de un aeropuerto moderno puede costar cientos o miles de millones de dólares.

El costo de combustible por tonelada movilizada es muy elevado en comparación con el transporte marítimo, ferroviario o terrestre.
Por tal razón, no es rentable para llevar productos de bajo costo.

Es vulnerable a las condiciones climáticas adversas en los aeropuertos de origen o destino, lo que obliga a cancelar o retrasar los vuelos.

Una condición climática peligrosa puede también obligar a desviar los vuelos, lo que aumenta los costos y genera retrasos en la entrega del flete.

A esto se unen decenas de regulaciones que limitan el transporte de sustancias tóxicas, productos biológicos, elementos inflamables y otros que se pueden llevar por barco o vía terrestre.

Conclusión

Si quieres utilizar el flete aéreo para llevar tu carga rápidamente a destino, es mejor que te asesores con una empresa experta en el ramo.

Alfa Trading es una de las empresas más experimentadas de Paraguay en todas las modalidades del transporte de carga, incluyendo despachos por vía marítima, aérea y terrestre.

En Alfa Trading contamos con asesores expertos en la materia, que te orientarán sobre la forma, costos y permisos que necesitas para llevar tu carga por vía aérea a cualquier lugar del mundo.

Tambien te puede interesar: